Fertilidad

… En FIV Marbella te  damos respuesta a todas tus dudas, y te aconsejamos el tratamiento más adecuado para conseguir tu embarazo, dándote todo el apoyo humano,  médico y psicológico que precises durante la realización de todo el proceso.

Entendemos por esterilidad la imposibilidad de que una pareja consiga un embarazo por medios naturales después de mantener relaciones sexuales normales durante más de un año.

Sólo en España hay unas 600.000 parejas en edad reproductiva con problemas para tener descendencia. Según el Instituto Europeo de Fertilidad, cada año 16.000 nuevas parejas en nuestro país tienen dificultades para conseguir un embarazo y necesitan acudir a un centro especializado en reproducción asistida, como por ejemplo FIV Marbella.

También, en los últimos cinco años, se ha multiplicado por cuatro el número de mujeres que deciden afrontar su maternidad sin pareja masculina y que precisan de la ayuda de un especialista en reproducción.

  • ¿Qué pruebas realmente necesito realizar y cuáles no? ¿Dónde y cómo las puedo realizar de forma confidencial y segura?
  • ¿Qué posibles soluciones tiene y cuál puede ser la más eficaz, segura y económica?
  • ¿Por qué los tratamientos que ya he realizado no han tenido éxito?
  • ¿Empeorarán mis posibilidades de conseguir un embarazo si retraso mi tratamiento?

CUÁNDO CONSULTAR

En los casos en que la mujer tenga menos de 35 años, se recomienda consultar con un especialista después de un año en el que se ha estado buscando un embarazo sin conseguirlo. Si tiene más de 35 años, es aconsejable realizar un chequeo básico de fertilidad, si no lo ha conseguido en seis meses.

Igualmente es aconsejable tras un período de seis meses en los casos, independientemente de la edad, en los que existen factores de riesgo previos, como puede ser endometriosis, síndrome del ovario poliquístico, cirugía ginecológica previa, abortos espontáneos…

En el caso del miembro masculino de la pareja, es aconsejable la consulta si no han conseguido un embarazo en el período de un año de relaciones sexuales normales con su pareja, o en seis meses en los casos de cirugía previa en el aparato genital, parotiditis en la infancia, dificultades en la erección y también en los casos de patología concomitante como obesidad, hipertensión o diabetes.

ESTUDIOS DE FERTILIDAD

Entendemos como estudio básico el que se realiza a una pareja en el que, después de realizar una historia clínica minuciosa, no presenten antecedentes previos que nos hagan sospechar de un factor de riesgo determinado que pueda ser causante de la esterilidad, es decir, en parejas aparentemente sanas.

En la mujer, el estudio incluye una valoración ecográfica para evaluar la reserva ovárica (el número de folículos antrales que presentan los ovarios) y el útero, descartando malformaciones uterinas o patologías como miomas, adenomiosis o pólipos. Normalmente también se solicita una determinación en sangre de hormona antimulleriana, para completar la información sobre la reserva ovárica.

Uno de los parámetros más importantes en la valoración de la reserva ovárica es la edad, ya que existe una relación inversamente proporcional entre la edad de la paciente y el número y calidad de sus óvulos.”

En la pareja masculina, el estudio incluye un seminograma para valorar la movilidad, la morfología y el número de espermatozoides. Esta prueba necesita que el varón mantenga entre dos y tres días de abstinencia sexual y que recoja la muestra mediante masturbación en las condiciones de esterilidad que se le indican.

En ocasiones, ante determinados antecedentes en la historia de la paciente o tras un fallo de la técnica de reproducción asistida, es necesario ampliar los estudios, pudiendo ser necesarios:

  • Histeroscopia
  • Ecografía de alta resolución
  • Estudio de trombofilias
  • Estudio inmunológico
  • Estudio de receptividad endometrial
  • Estudio de microbiota endometrial
  • Estudio de endometritis crónica

El hecho de tener un seminograma normal en cuanto a cantidad, morfología y movilidad no garantiza que el semen sea fértil, siendo en ocasiones necesario profundizar en el factor masculino con pruebas como:

  • FISH de espermatozoides.
  • Halosperm para estudio de fragmentación.
  • COMET para estudio de fragmentación de cadena simple y doble.

Las alteraciones en el embrión son la causa de más del 50% de los casos de aborto y fallo de implantación. La transferencia de embriones cromosómicamente normales aumenta de forma muy importante la tasa de embarazo independientemente de la edad, y reduce drásticamente la posibilidad de tener un aborto posteriormente.

Cuando evaluamos pacientes que presentan estos cuadros, es importante intentar obtener la máxima información tanto de óvulo como de espermatozoide, ya que ambos contribuyen a la carga cromosómica del embrión.

Sin embargo, existen otras causas que pueden afectar directamente a la madre y provocar estos abortos o fallos de implantación. Los primeros estudios a realizar serían una evaluación en profundidad del útero y endometrio y analíticas específicas para descartar alteraciones en la coagulación de la sangre. En casos más complejos puede ser necesario recurrir a estudios inmunológicos o estudios más avanzados del endometrio.

En FIV Marbella ofrecemos un estudio integral de estos casos complejos, llegando en la gran mayoría de los casos a un diagnóstico y tratamiento adecuado.

ESTUDIOS PSICOLÓGICOS

Ansiosos, frustrados o especialmente expectantes. Estos adjetivos podría reflejar cómo se encuentran la mayoría de parejas que acuden a una clínica de reproducción asistida. La dificultad a la hora de concebir un hijo es una situación inesperada que puede conllevar multitud de reacciones, cada una de las cuales supondrá unas necesidades diferentes. Es por ello que, desde un primer momento, resulta fundamental una evaluación psicológica que nos permita ser conscientes de la situación emocional de la que partimos, las implicaciones que puede suponer la asimilación del problema, el tratamiento en sí o incluso los resultados.

A través de diferentes técnicas de evaluación, podemos obtener una visión clara tanto del estado emocional inicial como de los recursos personales y sociales de ambos miembros de la pareja, aspectos que resultarán primordiales en la programación de la intervención y/o apoyo psicológico apropiados para cada caso.

Igualmente, se trata de una primera toma de contacto donde crear un ambiente de aceptación, seguridad y confianza, pues un punto muy importante del tratamiento consiste en poder contar con un espacio donde poder expresar emociones, inquietudes, desarrollar estrategias de afrontamiento y resolver todo tipo de dudas. Es decir, contar con un apoyo y asesoramiento constante a lo largo de todo el proceso.

PRIMERA VISITA

La primera visita se realiza con un ginecólogo especializado en infertilidad, que será el responsable de su tratamiento.

En primer lugar se evaluará su historia clínica, prestando especial atención a todo aquello que pueda tener importancia en el diagnóstico de su problema de infertilidad. En caso de haber realizado algún estudio o tratamiento previo, se observarán todos los detalles para tener la máxima información posible.

Si el ginecólogo lo considera útil, se realizará una ecografía de forma gratuita en esta visita para evaluar el útero y la reserva ovárica.

Con toda la información, el ginecólogo determinará si son necesarias pruebas adicionales y les orientará hacia el tratamiento de fertilidad más indicado en su caso.

Al finalizar la consulta, el Departamento de Atención al Paciente les dará toda la información relativa a los presupuestos de las técnicas y tratamiento indicados, así como de las pruebas que el médico solicite.

DEPARTAMENTO DE ATENCIÓN AL PACIENTE

RESUELVE TUS DUDAS

EnFIV Marbella contamos con especialistas en la Reproducción Asistida que estarán encantados de poder ayudarte.

Puedes llamar al teléfono gratuito 900 670 048 o mandarnos un mensaje,

un responsable de atención al paciente se pondrá en contacto contigo lo antes posible