Soja y fertilidad

Soja FIV Marbella

Mucho se ha hablado de la soja y la fertilidad en los últimos años.

Un estudio publicado en la revista Reproductive Toxicology mostró que uno de los principales componentes de la soja puede reducir la fertilidad en ratones hembras. Otro, publicado en la revista Human Reproduction, descubrió que los hombres que consumen la mitad de una porción de soja al día tenían concentraciones de espermatozoides más bajos que los que no consumen soja.

Pero un nuevo estudio de la Universidad de Harvard de 239 mujeres sometidas a fertilización in vitro encontró que la soja puede en realidad aumentar la fertilidad en los que están expuestos al bisfenol A (BPA). El BPA es un químico que se encuentra en muchos productos de plástico, así como el revestimiento en algunos alimentos enlatados, y puede afectar el sistema reproductivo, entre otros riesgos para la salud.

Para el estudio, que fue publicado en la revistaJournal of Clinical Endocrinology & Metabolism, se estudiaron a las mujeres que se sometieron a FIV entre 2007 y 2012. Las mujeres respondieron cuestionarios sobre su dieta y dieron muestras de orina para realizar un seguimiento del nivel de BPA en su sistema. Casi tres cuartas partes de las mujeres dijeron que comían por lo menos algunos alimentos de soja (incluyendo tofu, hamburguesas de soja, sopa de miso, y barras de proteína de soja).

Esto es lo que los científicos descubrieron: a medida que los niveles de BPA aumentaron en las mujeres, quienes no comían alimentos de soja tenían menores tasas de implantación, menos probabilidades de quedar embarazada y menos probabilidades de tener un bebé. Pero las mujeres que comían soja no se vieron afectados por altos niveles de BPA.

¿Qué pasa aquí? El BPA es un «disruptor endocrino», lo que significa que puede actuar como el estrógeno y causar problemas reproductivos, explica la Doctora experta en salud de la mujer Jennifer Wider. El BPA ataca especialmente la capacidad de una mujer para concebir y la de un óvulo fertilizado de implantase en el útero.

¿Cuánta soja se necesita comer para obtener los beneficios? No mucha: el autor del estudio señala como promedio cerca de un vaso de leche de soja o una comida a base de soja (como el tofu) cada dos o tres días. Por desgracia, el autor del estudio no sabe si la soja puede ayudar a defenderse de los otros efectos negativos sobre la salud del BPA y sólo que puede ayudar a disminuir los efectos del BPA cuando se trata de la fertilidad.

Mientras se muestran los últimos hallazgos interesantes, estudios y opiniones de expertos sobre-el impacto de la soja sobre la fertilidad se mezclan. Incluso el autor de este estudio dice que la relación entre la soja y el BPA debe ivestigarse más.

Dado que se necesita más investigación, no creemos que se deba empezar a comer productos de soja de repente si desea quedar embarazada. En su lugar, recomendamos seguir con una dieta normal y saludable. Si usted está teniendo problemas para concebir, consulte con su médico y especialista en reproducción asistida.

Sin embargo, si se tropieza con un tazón de sopa de miso, de vez en cuando, es probable que no le haga daño.

Posts Relacionados