Fecundación in Vitro

FIV EN
FIV MARBELLA

La Fecundación in Vitro es la unión del óvulo y el espermatozoide en el laboratorio, fuera del útero materno. Se aplica en los casos en los que la inseminación artificial ha resultado ineficaz para lograr el embarazo.

La fecundación puede darse media FIV convencional o mediante ICSI (Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides).

¿PARA QUIÉN?

  • Pacientes con fallos previos en tratamientos con inseminación artificial.
  • Mujeres con lesiones en las Trompas de Falopio.
  • Mujeres con endometriosis severa.
  • Pacientes con baja calidad ovocitaria.
  • Parejas en las que el varón presenta un seminograma con baja calidad seminal.
  • Pacientes que necesitar hacer un dignóstico genético preimplantacional.

PASOS

En un ciclo natural, una mujer madura  un solo óvulo. Con la estimulación ovárica intentamos que maduren  varios óvulos para así tener mayores probabilidades de conseguir un embrión que de embarazo. Para ello, la mujer debe administrarse unas inyecciones  vía subcutánea de unas hormonas similares a las que produce su propio cuerpo. De manera periódica realizaremos controles ecográficos y análisis de sangre para evaluar la maduración de los óvulos. El tratamiento suele durar unos doce días aproximadamente.

Una vez los óvulos estén preparados, se extraen mediante una punción ovárica. Esta intervención es un procedimiento sencillo que se lleva a cabo en quirófano, con sedación, y no suele durar más de diez o quince minutos. Al acabar, la paciente debe permanecer 2 horas aproximadamente  en observación en la clínica y después se puede ir a casa manteniendo reposo relativo durante el resto de la jornada.

Puede realizarse de dos formas dependiendo del caso.

  • FIV convencional: la unión entre el óvulo y el espermatozoide se realiza en una placa de vidrio. El óvulo se deposita junto a una gota con miles de espermatozoides y se espera 24 horas a que se produzca la fecundación.

  • ICSI: En este caso, nuestros biólogos seleccionan individualmente cada espermatozoide y mediante una técnica muy precisa, inyectan un espermatozoide dentro de cada óvulo.

Tras la fecundación, los embriones permanecen en incubadores que mimetizan al máximo las condiciones en las que se encontrarían los embriones en el útero materno.  Durante todo el proceso los embriólogos analizan su morfología y el número de sus células para determinar la calidad de cada embrión.

El embrión permanece en estos incubadores durante cinco o seis días, hasta que alcanza el estadío de blastocisto. En esta fase de su desarrollo, es posible determinar con más precisión cuáles son los embriones de mayor calidad y, por tanto, los que ofrecen un mayor potencial de implantación y más posibilidades de lograr un embarazo exitoso.

De entre los embriones que han alcanzado la fase de blastocisto, se seleccionará  el de mejor calidad para ser transferido al útero materno. Si hay más blastocistos de buena calidad, serán vitrificados para ser empleados en posteriores ciclos en caso necesario, evitando tener que pasar nuevamente por una  estimulación ovárica.

En la transferencia embrionaria se emplea un catéter  especial para depositar el embrión seleccionado en el interior del útero. Dicho catéter será guiado gracias a la realización de una ecografía que nos permitirá asegurarnos de que se deposita el embrión en la localización perfecta del útero. Es un procedimiento sencillo e indoloro, que se realiza de forma ambulatoria y no requiere de sedación. Tras la transferencia, la paciente se puede incorporar a su vida normal.

FAQ

preguntas frecuentes
  • ¿Podré hacer vida normal durante el tratamiento de fecundación in vitro?

Durante el tratamiento es posible tener molestias abdominales y sensación de hinchazón, pero la gran mayoría de las pacientes pueden seguir con su vida habitual. El único día que se aconseja permanecer en reposo en casa sería el día de la punción folicular, ya que este procedimiento precisa de la administración de sedación. Al día siguiente es posible reincorporarse a la actividad laboral sin problemas.

  • Si no tiene éxito la fecundación in vitro, ¿cuánto tengo que esperar para iniciar un nuevo tratamiento?

No se ha visto que exista ningún beneficio por dejar pasar un tiempo entre la fecundación in vitro y el siguiente tratamiento. Así, con la regla que baje tras una beta negativa, se puede empezar una nueva fecundación in vitro o una preparación endometrial para criotransferencia en caso de haber vitrificado embriones (link a criotransferencia)

Obviamente, antes de iniciar un nuevo tratamiento los pacientes deben estén recuperados tanto física como psicológicamente, y se debe comprobar que no haya factores que indiquen que debemos llevar a cabo pruebas adicionales antes de hacer un nuevo intento.

  • ¿Cuándo se produce la implantación? ¿Qué debo hacer tras la transferencia?

La implantación del embrión debe ocurrir en los 3 días siguientes a la transferencia embrionaria, por lo que se recomienda seguir con la vida normal pero evitar esfuerzos importantes sobre todo en estos primeros días. Además, es de vital importancia seguir con la pauta de medicación indicada por el ginecólogo.

consulta nuestras tasas
L

as tasas de éxito mostradas corresponden a las de nuestra sede central, en Marbella. Los porcentajes expuestos en este apartado se han dividido de la siguiente manera:

Beta-hCG positiva: Extraída a partir del nivel de la hormona beta-hCG (β-hcg) en sangre al cabo de diez o doce días tras la transferencia embrionaria. Esta hormona producida por el organismo tras la implantación del embrión en el útero, por lo que se considera un excelente indicador de la existencia temprana de embarazo.

Embarazo clínico: Sobre la quinta semana de gestación aparece el saco gestacional, una pequeña bolsa de unos dos milímetros que rodea al embrión. Su presencia en la primera ecografía es una buena señal de que el embrión ha logrado implantarse correctamente en el endometrio.

Tasas de la SEF: La Sociedad Española de Fertilidad (SEF) es una sociedad científica sin ánimo de lucro cuyo fin es la promoción de estudios relacionados con la fertilidad y la reproducción humana asistida. Este organismo publica anualmente un informe con las tasas de éxito en distintos tratamientos de reproducción asistida a partir de los resultados obtenidos por las clínicas de fertilidad españolas. Los datos aquí mostrados proceden último informe publicado por la SEF, con los resultados correspondientes a 2016.

TASAS EMBARAZO CLÍNICO
0%
TASA BETA - HCG
0%
TASAS EMBARAZO CLÍNICO SEF
0%