Cinco preguntas frecuentes sobre tratamientos con ovodonación

OVODONACION - FIV Marbella

No puedo quedarme embarazada con mis propios óvulos. Y ahora, ¿qué?

Es la pregunta que se hacen muchas mujeres cuando descubren que sufren un problema de fertilidad. La solución en estos casos es recurrir a la ovodonación. Es decir, óvulos donados por otra mujer y fecundados con semen de la pareja o de un donante anónimo.

Como técnica de reproducción asistida, la ovodonación presenta numerosas ventajas. Además de permitirles cumplir su sueño a muchas mujeres, ofrece unas tasas de éxito muy superiores a las de otras técnicas.

Sin embargo, el tratamiento con óvulos donados genera aún muchas dudas entre las mujeres. ¿Cómo se elige a las donantes? ¿Hasta qué edad puedo hacerme este tratamiento? ¿A quién se parecerá el bebé?

Para resolver todas tus dudas, en este post respondemos a las preguntas más frecuentes sobre ovodonación que nos hacen nuestras pacientes.

¿Cuándo debo hacerme un tratamiento con ovodonación?

No todas las mujeres con problemas de fertilidad necesitan utilizar óvulos de una donante. Será el doctor que examine tu caso, tras un estudio básico en el que analizará el estado de tus ovarios y su capacidad reproductiva, quien determine el tratamiento que más te conviene. Pero en general, la ovodonación se recomienda habitualmente en las siguientes situaciones:

  • Baja reserva ovárica: A partir de los 35 años, la capacidad reproductiva de los óvulos se reduce drásticamente. En estos casos, especialmente si la paciente sobrepasa los 40 años, la mayoría de los especialistas aconsejan recurrir a ovocitos de donante. En FIV Marbella, por ejemplo, la mayor parte de nuestros óvulos proceden de donantes de entre 18 y 30 años, que presentan una alta posibilidad de gestación.
  • Menopausia precoz: Entre las mujeres españolas, la media de edad de la menopausia se sitúa en torno a los 50 años. Este proceso marca el fin de ovulación mensual, y por lo tanto impide que la mujer pueda quedarse embarazada de manera natural. En ocasiones este proceso puede darse de forma adelantada, en lo que se conoce como menopausia precoz. El tratamiento con ovodonación permite alcanzar el embarazo incluso cuando la reserva ovárica propia se ha agotado.
  • Abortos repetidos: La pérdida gestacional recurrente, o aborto de repetición, es un problema de infertilidad que afecta a algunas mujeres. Se produce cuando se dan al menos dos abortos repetidos, o más de dos alternos. El empleo de óvulos donados se recomienda cuando los abortos se producen por la baja calidad ovocitaria.
  • Tratamientos anteriores agotados: Cuando se han producido tratamientos fallidos con óvulos propios, la opción más viable es recurrir a la ovodonación.
  • Anovulación: En ocasiones, la ovulación natural de una mujer puede verse interrumpida por diversos motivos. Incluso existen casos en los que una mujer nace sin capacidad para producir óvulos. La donación les permite cumplir su sueño de ser madres.

¿Hasta qué edad puedo realizar un tratamiento con ovodonación?

La ley española no marca un límite de edad para estos tratamientos en clínicas privadas. El único requisito es que se realicen “solamente cuando haya posibilidades razonables de éxito, no supongan riesgo grave para la salud, física o psíquica, de la mujer o la posible descendencia y previa aceptación libre y consciente de su aplicación por parte de la mujer, que deberá haber sido anterior y debidamente informada de sus posibilidades de éxito, así como de sus riesgos y de las condiciones de dicha aplicación”.

Por consenso general, la mayoría de las clínicas tienen como edad límite los 50 años. Esto se debe a los múltiples riesgos que supone una gestación por encima de esta edad, tanto para la paciente como para el feto.

Llegado un momento, crecen las posibilidades de que la madre sufra diabetes gestacional, aumento de la presión arterial o incluso preeclampsia, que implica fallos renales y hepáticos. Para el bebé, supone un mayor riesgo de parto prematuro, aborto espontáneo o posibilidad de sufrir un defecto de nacimiento, incluido el Síndrome de Down.

¿Puedo escoger a la donante que yo quiera?

No, la Ley 14/2006 sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistidas establece que las donaciones de óvulos son anónimas. Esto significa que la receptora no puede conocer en ningún momento la identidad de su donante.

Lo que sí puedes saber son algunos rasgos fenotípicos, como el grupo sanguíneo y la edad. Estos datos se utilizan para encontrar una donante físicamente compatible.

La única excepción es que se trate de una pareja de mujeres homosexuales casadas que realicen la gestación dentro del método ROPA. En este caso, una de las mujeres es la donante del óvulo y la otra es su gestante.

Si me quedo embarazada con óvulos donados, ¿el bebé se parecerá a mí?

Una de las preocupaciones más frecuentes entre las pacientes que se someten a estos tratamientos es el parecido físico con el bebé. La idea de renunciar a su carga genética produce miedo y rechazo en la madre, en un proceso conocido como “duelo genético”.

A esta preocupación se suma el hecho de no poder elegir a la donante, según el anonimato que marca la ley. Para hacer que la madre se sienta más tranquila, nuestro equipo médico realiza un profundo proceso de ‘matching’. Se tienen en cuenta datos como la altura, el peso, la complexión, el color de ojos y pelo o el grupo sanguíneo para elegir a una donante compatible.

En FIV Marbella, hemos ido un paso más allá con el desarrollo de la app Ovomatch para la selección de donantes. A partir de un ‘selfie’, la app emplea un algoritmo matemático de reconocimiento facial para analizar los rasgos de la receptora y busca en nuestra base de datos una donante con un alto parecido físico.

¿Cuántas posibilidades de éxito ofrece?

Los tratamientos con ovodonación ofrecen unas tasas de éxito muy superiores a las de otras técnicas de reproducción asistida. La razón es simple: los óvulos donados son generalmente más jóvenes, y por lo tanto de mejor calidad.

En la ovulación mensual, los ovarios desarrollan primero los ovocitos con más posibilidades de lograr el embarazo. Esto explica que, pasados los 35, resulte mucho más difícil quedarse embarazada, pues los ovocitos que quedan son los de peor calidad.

En FIV Marbella contamos con una tasa de embarazos exitosos superior a la media española. A ello contribuye que la mayor parte de nuestras donantes tienen entre 18 y 30 años, por lo que se encuentran en plena edad reproductiva. Además, contamos con diversas técnicas para la selección de los embriones más aptos, como el incubador con cámara Time Lapse, que realiza un vídeo con la evolución de los embriones.

Tener que someterse a un tratamiento de ovodonación es un proceso difícil de aceptar. Sin embargo, los óvulos donados han permitido a muchas mujeres cumplir su sueño de ser madres.

Posts Relacionados